Cómo hacer setas en conserva

0
1940

Ahora que estamos en temporada de setas es una oportunidad para prepararlas en conserva y poder disfrutar el resto del año. Son muchos los que llevan a casa y dejan las setas en la nevera y lo último que queremos es que terminen en la basura. Desde Cesta y Setas os vamos a contar un par de formas de hacer conserva de setas.

Podemos hacer conservas de casi todas las setas silvestres que encontramos: níscalos, seta de cardo, boletus etc. Pero si no puedes ir a cogerlas puedes probar con champiñones o seta de ostra de los supermercados o que puedas cultivar tu en casa.

En cualquiera de nuestra selección de libros micológicos con recetas de setas vas a poder encontrar muchas formas de conservar setas.

Lo primero es limpiar bien las setas, con un trapo húmedo y un cepillo para limpiar setas eliminaremos cualquier resto de hojas y tierra. Importante recortar zonas afectadas por golpes o en mal estado.

Con un paño húmedo sécalas bien y quítales la humedad. Por otra parte los botes los hervimos durante 20 minutos, cuando los saquemos debemos intentar manipularlos lo mínimo posible para no contaminarlos.

Os damos dos posibilidades para hacer la conserva:

Conserva de setas con salmuera y vinagre

En un cazo ponemos agua a hervir con sal y escaldamos las setas. Las enfriamos y reservamos. Por otra parte, ponemos agua con sal y dejamos que arranque el hervor hasta que se disuelva la sal.
Para rellenar los botes, la proporción será:
  • La mitad de agua con sal (previo hervido) + la mitad de vinagre blanco.
  • 1 o 2 dientes de ajo, 1 o 2 hojas de laurel y romero al gusto (se original y haz tus propios sabores)
Llenamos los botes con las setas y para finalizar cubrimos con un chorro de aceite. Cerramos y guardamos en un sitio donde no le de la luz.

Conserva de setas en salmuera

Existe otra versión para hacer conserva de setas, es sin vinagre y el procedimiento es el siguiente:
  • Salteamos las setas en aceite de oliva, añadimos la sal y pimienta. Soltarán agua que retiraremos. Apagamos el fuego y dejamos enfriar.
  • Solamente con el agua salada, (previo hervido un par de minutos) rellenamos los botes con las setas que hemos salteado.
  • Puedes añadir ajos y una hoja de laurel, nuevamente te sugerimos que pruebes sabores: oregano, clavo, tomillo, etc..
  • Y al final cubrimos con un poco más de aceite de oliva hasta arriba.
En ambos casos, cerramos los botes de cristal y los ponemos boca abajo esperando que se enfríen o bien procedemos al tradicional “Baño María” para su esterilización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here