Setas de primavera en la Gran Via de Barcelona

0
429

En primavera también crecen setas silvestres, en el bosque y en la ciudad, aunque no se desate la fiebre boletaire de cada otoño en Catalunya. A principios de este mes de mayo, por ejemplo, este ejemplar de seta del chopo [pollancró, en catalán] crecía impasible en plena plaza Universitat de Barcelona, en el alcorque de un árbol de la mediana que hay entre los carriles para taxis y el carril central para autobuses. Los ‘cadáveres’ que yacían a su lado delataban que había habido una floración de tres o cuatro ejemplares, pero que todos menos uno habían sido arrancados por algún paseante ocioso.

hotel-barcelona-center

Las setas del chopo, junto al género de setas conocybes –de aspecto parecido a las senderuelas [moixernons]–, son dos de las especies más fáciles de observar en plena ciudad entre los meses de abril y junio. Los chopos nacen siempre de la madera, aunque a veces pueden crear confusión porque también crecen de las raíces semienterradas de los árboles, así que en parterres y alcorques parecen surgir del césped. Los conocybes crecen en prados y jardines, especialmente en los abandonados o recién segados, dónde hay más materia orgánica en descomposición.

“Aunque podrían ser especies son comestibles, por ejemplo las setas del chopo los son, su proximidad a fuentes contaminantes –principalmente el tránsito– las convierten en peligrosas para la salud, puesto que los tóxicos que contienen se acumulan en el organismo”, explica Tània Jiménez, micóloga y consultora 2.0. “Por suerte, no es tan frecuente que la gente salga a recoger setas en primavera y los que lo hacen suelen ser aficionados con algo más de conocimientos”, observa.

En bosques y prados de altura baja y media, la primavera es buena época para recolectar colmenillas [múrgules, en catalán], rebozuelos [russinyols] y matacandelas [apagallums], así como en cotas más altas de montaña níscalos [rovellons] y hongos blancos o migueles [ceps]. “Por ahora no ha saltado la alarma de ninguna especie tóxica que haya hecho una floración más abundante de lo normal, pero siempre hay que ir con cuidado”, advierte la experta.

Agrocybe aegerita (seta de chopo)
Agrocybe aegerita (seta de chopo)

Fuente: La Vanguardía

Dejar respuesta