Las zonas urbanas tanto las zonas verdes, los parques y los jardines de nuestras ciudades como algunas macetas de nuestras casas se convierten en auténticos “paraísos micológicos” durante las épocas más desfavorables para la fructificación de hongos, debido a las condiciones de humedad constante por riego continuo en verano y las temperaturas templadas en invierno por el efecto isla.

Dada la presencia de numerosos árboles y arbustos, tanto autóctonos como exóticos, con grandes extensiones de césped y gran cantidad de sustratos, favorece la presencia de gran variedad de setas urbanas diferentes. Aunque los ambientes urbanos son bastante cambiantes debido al sobrepisoteo, las mejoras y las obras así como sustitución de árboles enfermos, por lo que hay especies que solo fructifican de forma esporádica y otras que son más frecuentes casi todos los años.

Peligros de las setas urbanas

En los últimos años, algunas personas recolectan setas urbanas para su consumo, práctica cada vez más habitual, que debe evitarse porque las setas actúan como una “esponja”, absorbiendo los metales pesados presentes en el ambiente y las toxinas procedentes de los herbicidas e insecticidas utilizados e incluso los orines y excrementos de los perros, que provocarían intoxicaciones químicas y daños por ingestas sucesivas en nuestro organismo. Además se ha observado un gran aumento del número de intoxicaciones graves o incluso mortales por consumo de especies tóxicas características de estas zonas, como por ejemplo, el champiñón amarilleante (Agaricus xanthodermus), la cicuta verde (Amanita phalloides), el falso parasol de láminas verdes (Chlorophyllum molydites) (PARRA & col., 2017), los “clitocibes” blancos (Clitocybe dealbata), las “inocibes” (Inocybe spp.), la seta de olivo (Omphalotus olearius), las “lepiotas” (Lepiota brunneoincarnata) (PUIG & col., 2001; ANÓNIMO, 2011; 2012) y los “paxillos” enrollados (Paxillus involutus). También se han producido intoxicaciones en mascotas, generalmente perros (ALVAREZ & col., 2017).

Cabe destacar que ante algunas intoxicaciones algunos ayuntamientos han tomado medidas para nada recomendadas, probablemente fruto del desconocimiento, como arrancar las setas presentes, cuando ellas solo están cumpliendo su función biológica (PAUNE, 2011). Por tanto, parece necesaria mayor educación ambiental a la ciudadanía al respecto. Ante esta situación en los últimos años varias sociedades micológicas de todo el país han organizado conferencias advirtiendo de los peligros y de las especies más frecuentes, en ciudades tan dispares como Madrid (CAMPOS, 2005; PEREZ, 2019), Valencia (TARAZONA, 2015) o Mérida (BECERRA, 2017).

Chlorophyllum molybdites. Crédito José Antonio Galiana

Estudios de setas urbanas

A pesar de la facilidad de acceso a zonas urbanas no hay muchos estudios publicados, aunque en los últimos años han aumentado considerablemente, destacando los estudios realizados en el Parque Grande José Antonio Labordeta de Zaragoza, donde se han descrito varias especies nuevas para la ciencia como Agaricus caballeroi, Leucoagaricus croceobasis, Leucoagaricus variicolor y Leucoagaricus viridariorum (MUÑOZ & col., 2012, 2013, 2015; PARRA & col., 2014).

A nivel europeo destaca el estudio realizado durante más de 30 años en el parque de Bron-Parilli en la localidad francesa de Bron, próxima a Lyon, donde se han citado 810 taxones diferentes (CAVET & col., 1998a; 1998b; 2008a; 2008b) muchas de estas especies presentes en muchas zonas urbanas tanto españolas como europeas.

Además hay un par de estudios muy interesantes de las localidades de Ciudad Rodrigo, Cuenca y Salamanca en España, y de Como y Piacenza en Italia, donde se citan numerosas especies estudiadas en enclaves urbanos, describiendo 27 especies interesantes y poco conocidas (MARCOS, 2017) y la contribución de setas urbanas en el parque histórico de Villa Olmo en la localidad italiana de Como describiéndose 36 taxones diferentes (MARCOS, 2018).

Phaeohelotium tamaricis. Crédito Javier Marcos.

Setas urbanas más frecuentes

En las zonas urbanas aparecen numerosas especies saprófitas como los champiñones (Agaricus spp.), los “clitocibes” (Clitocybe spp.), los “coprinos” (Coprinus s. l.), los falsos champiñones (Leucoagaricus spp.), los falsos parasoles (Chlorophyllum spp.) y las estrellas de tierra (Geastrum spp.). La presencia de especies micorrizógenas depende de la edad del arbolado, debiendo ser superior a 10 años, para que sean frecuentes las “inocibes” (Inocybe spp.), los níscalos (Lactarius spp.) y las “rusulas” (Russula spp.).

Quizás las especies más preocupantes son los patógenos del arbolado urbano (siendo muy frecuentes Apiognomonia veneta, Ganoderma adpersum, Chrondrostereum purpureum, Erysiphe platani, Fomes fomentarius, Inonotus hispidus, Laetiporus sulphureus, Phellinus pomaceus y Phylloporia ribis) que ponen en peligro la supervivencia de numerosos árboles urbanos.

Además las elevadas temperaturas durante la época estival junto a la gran humedad, semejantes a las condiciones de climas tropicales y subtropicales, favorecen la fructificación de numerosas especies exóticas invasoras, que alcanzan nuestras zonas urbanas en sustratos de jardinería (abonos, virutas) y en plantas exóticas.

Agaricus bernardii. Javier Marcos.

Bibliografía

Artículos:

ALVAREZ, I.; VIGUERAS, C. & C. TORRENTE (2017). Síndrome faloidiano por intoxicación con Lepiota brunneoincarnata en un perro. Clin. Vet. Peq. Anim. 37 (1): 25-31.

CAVET, J. (2001). Quatre Géastres rares du Parc départemental de Bron-Parilly (Rhône). Bulletin trimestriel de la Fédération mycologique Dauphiné-Savoie 162: 19-23.

CAVET, J. & M. MARTIN (1998a). Première contribution à la connaissance de la flore mycologique du Parc départemental de Bron-Parilly (Rhône). Bulletin mensuel de la Société linnéenne de Lyon 67 (4): 103-112.

CAVET J. & M. MARTIN (1998b). Première contribution à la connaissance de la flore mycologique du Parc départemental de Bron-Parilly (Rhône). Bulletin mensuel de la Société linnéenne de Lyon 67 (6) : 173-184.

CAVET, J. & M. MARTIN (2008a).  Deuxième contribution à la connaissance de la fonge du Parc départemental de Bron-Parilly (Rhône). Première partie. Bulletin mensuel de la Société linnéenne de Lyon 77 (7-8): 117-132.

CAVET, J. & M. MARTIN (2008b).  Deuxième contribution à la connaissance de la fonge du Parc départemental de Bron-Parilly (Rhône). Deuxième partie. Bulletin mensuel de la Société linnéenne de Lyon 77 (9-10): 191-203.

MUÑOZ, G.; CABALLERO, A.; CONTU, M. & A. VIZZINI (2012). A new Leucoagaricus species of section Piloselli (Agaricales, Agaricaceae) from Spain. IMA Fungus 3 (2): 117-123.

MARCOS, J. (2017): Contribución al estudio de setas urbanas: Especies más interesantes y poco conocidas. Revista ASMICAS 8: 9-17.

MARCOS, J. (2018): Contribución al estudio de setas urbanas II: Parque Histórico de Villa Olmo (Italia). Micobotánica Jaén. Año XIII. 3. Julio-setiembre.

MUÑOZ, G.; CABALLERO, A.; CONTU, M.; ERCOLE, E. & A. VIZZINI (2013). Leucoagaricus croceobasis (Agaricales, Agaricaceae), a new species of section Piloselli from Spain. Mycological Progress. 13 (3): 649-655.

MUÑOZ, G.; CABALLERO, A.; SALOM, J.; ERCOLE, E. & A. VIZZINI (2015). Leucoagaricus viridariorum (Agaricaceae, Agaricales), a new species from Spain. Phytotaxa 236: 226-236.

PARRA, L. A.; MUÑOZ, G. & P. CALLAC (2014). Agaricus caballeroi sp. nov., una nueva especie de la sección Nigrobrunnescentes recolectada en  España. Micol. Veget. Medit. 29: 21-38.

PARRA, L. A.; PIQUERAS, J. & R. SANTOS (2017). Primera intoxicación por Chlorophyllum molybdites en España. Cuadro clínico de las personas afectadas y estudio taxonómico y filogenético de los ejemplares recolectados. Boletín Micológico de FAMCAL 12: 109-124.

PUIG, A.; CHUMILLAS, C.; CAMPRODÓN, J.; DE FRANCISCO, E.; FURIÓ, M. P. & G. FERRÁN (2001). Intoxicación fatal por Lepiota bruneoincarnata. An Med Interna (Madrid) 18: 481-482.

Conferencias:

BECERRA, J. L. (2017). Setas urbanas de Mérida. Sociedad Micológica Extremeña. Martes micológicos de Mérida. 14/11/2017.

CAMPOS, J. C. (2005). Setas urbanas. Conferencias de primavera. Sociedad Micológica de Madrid. 6/06/2005. Disponible en: http://www.socmicolmadrid.org/noti/noticias59.html

PEREZ, P. J. (2019). Hongos del arbolado de Madrid. Conferencias de primavera. Sociedad Micológica de Madrid. 20/05/2019.

TARAZONA, I. (2015). Setas y hongos urbanos. Las setas del barrio. Sociedad Micológica Valenciana. 17/11/2015.

Prensa:

ANÓNIMO (2011). Muere un hombre de 73 años tras consumir una seta venenosa que crece en los parques urbanos. 20 minutos. Edición digital del 23/11/2011.

ANÓNIMO (2012). Intoxicadas cuatro personas por consumir setas en el Parque Lineal. ABC Toledo. Edición digital del 9/11/2012.

PAUNE, M. M. (2011). El Ayuntamiento de Mataró planta señales de advertencia por setas tóxicas. La Vanguardia. Edición digital del 24/10/2011.

close

¡No te pierdas las novedades!

¡No enviamos spam!

¿Te ha gustado? ¿Quieres aportar algún detalle? ¡Deja tu comentario!

Realiza un comentario¡
Introduce tu nombre aquí