Crema de níscalos al aroma de tomillo

    Fecha:

    Share post:

    Los níscalos son una de nuestras setas preferidas para comer a la parrilla, a la plancha o salteadas con ajo picado, es como más disfrutamos de ellos. Nos cuesta triturar estas setas para hacer cremas, purés o salsas, pero seguro que están deliciosas en la receta que nos propone el autor del blog Les Receptes del Miquel y que comparte en vuestra sección Hoy Cocinas Tú, es una Crema de níscalos al aroma de tomillo.

    Nos cuenta que la primera vez que hizo esta crema de níscalos sólo llevaba setas y le pareció muy fuerte de sabor, por eso en esta ocasión incorpora un poco de patata, para suavizarla. Esta crema de setas con tomillo es una receta muy sencilla que además se puede hacer con otros tipos de setas, champiñones, setas de cardo, boletus… Si queréis variar la consistencia de la crema, hacerla más ligera por ejemplo, es tan sencillo como añadir un poco de agua o un caldo de pollo muy suave. A continuación podéis tomar nota de la recetea

    Ingredientes (4 comensales)
    400 gramos de níscalos, 2 cebollas medianas, 2 dientes de ajo, 5-10 ramitas de tomillo frescas, 1 patata (de unos 150 gramos), sal,pimienta.

    Elaboración
    Limpiar las setas frotándolas con un paño húmedo, reservar algunas enteras para la decoración, el resto se pueden cortar a trozos. Lavar y secar el tomillo.

    Pelar las cebollas y cortar en juliana. Rehogar en una cacerola con un poco de aceite de oliva virgen extra durante unos 8-10 minutos y removiendo a menudo. Pelar el ajo, cortarlo en láminas y añadirlo. Sofreír un par de minutos más e incorporar los níscalos y la patata pelada y cortada en dados muy pequeños, añadir también una rama de tomillo. Ir removiendo a fuego fuerte hasta que las setas hayan soltado su agua, en ese momento retirar los níscalos que están enteros para la decoración.

    Cubrir la cazuela de rovellons con agua caliente y salpimentar, continuar la cocción a fuego suave y tapado durante 15 minutos. Una vez pasados estos minutos retirar la rama de tomillo, poner todo en un vaso de la batidora y triturar hasta obtener una crema fina y homogénea.

    Emplatado
    Repartir la crema de níscalos en los cuatro platos, decorar con las setas enteras reservadas y una o dos ramas de tomillo, terminar con un hilo de aceite de oliva virgen extra.

    Fuente: Gastronomía y Cia

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Relacionados

    ¿Cómo ponemos freno a tanta intoxicación con setas?

    Las intoxicaciones con setas se vienen dando desde que el ser humano introdujo en su dieta a este...

    Tarta de verduras con crema de queso, anchoas y «Marzuelos»

    Una receta diferente, y realmente buena, si no le ponéis las anchoas, puede pasar por una receta vegetariana,...

    Las plantas silvestres comestibles. Una buena alternativa de consumo saludable

    En los últimos años se ha producido un aumento por parte de algunos sectores de la población del...

    Salteado de habitas, pulpo, ajetes, alcachofas y «Marzuelos»

    Receta elaborada con la seta de marzo, marzuelo (Hygrophorus marzuolus)