El número de acotados crece como las setas, pero ¿son todos los acotados iguales? ¿cumplen una misma funcionalidad? ¿será la nueva normalidad tener que pagar por recolectar?

¿Dónde puedo salir a recolectar?¿tengo que pagar?

Salir a recolectar setas y hongos silvestres se está convirtiendo en toda una aventura a la hora de saber donde puedes o no ir, donde se paga o no por recolectar, hasta donde llegan los límites del acotado donde vas.

Preguntas que van siendo muy frecuentes y repetidas por dos motivos bien claros, el incremento en el número de recolectores y en el de días de práctica recolectora, así como el consecuente incremento de acotados micológicos.

La multiplicación de los acotados micológicos es una realidad

En el hablar popular ha sido muy utilizado el dicho de “crecer como setas”, y nunca mejor dicho si lo aplicamos al incesante aumento de acotados micológicos a lo largo y ancho de toda nuestra geografía.

Todos los que somos asiduos al monte sabemos que se debe aumentar el grado de concienciación en los recolectores, pero pagar por ello no siempre es la solución. Sólo podría entenderse si realmente el dinero recaudado sea utilizado en pro y aras de una mejor gestión y planificación del recurso micológico, así como mejora de pistas, vigilancia mediante guarderío debidamente formado, mayor transparencia a la hora de determinar la trazabilidad del producto micológico…. (https://www.micorracin.es/)

Tipos de acotados micológicos según su finalidad y destino

Tras varios años transcurridos ya desde que fueran poco a poco ganando terreno los acotados micológicos, podemos diferenciar claramente 3 tipos de finalidades distintas a la que son destinados estos acotados.

Por un lado tenemos los acotados en fincas particulares, cuyos propietarios han decidido reservarse para sí mismos el derecho a la explotación del predio que son las setas y hongos silvestres que crecen en el suelo de su propiedad, este tipo de acotado bien podríamos denominarlo como “Explotación Micológica”.

También existen acotados micológicos cuya finalidad es la venta de pases a cualquier persona interesada que así lo desee. Estos pases suelen ser de un día, semanal, mensual, temporada, anual…, dependiendo de cada acotado. Este tipo de acotados cumplen una función muy similar a los cotos de caza, así que resulta apropiado denominarlos “Cotos Micológicos”.

Y como tercera modalidad de acotado tenemos a esos acotados que además de cumplir la función de un coto micológico, también cumple labores de divulgación micológico-ambiental, tiene recorridos didácticos como senderos micológicos o museos y centros de interpretación micológicos, dispone de oficinas de atención al visitante, fomenta el turismo micológico y apoya la investigación micoforestal, todo con el fin de potenciar el recurso micológico. Esta modalidad consideramos que el nombre que mejor que viene es el de “Parque Micológico”.

¿Será una nueva normalidad tener que pagar por recolectar?…. eso si por lo menos hay setas

Es la pregunta del millón que seguro nos hacemos todos los aficionados recolectores. La naturaleza nos brinda un maravilloso alimento y de una grata jornada mientras lo recolectas.

No sabemos qué solución es la más sensata, lo que sí sabemos todos es que al final “pagan justos por pecadores”, y desgraciadamente el esquilmado de lo setales por parte de algunos recolectores sin escrúpulos, va a convertir en norma que se precise de licencia para salir a recolectar setas y hongos silvestres … tiempo al tiempo.

close

¡No te pierdas las novedades!

¡No enviamos spam!

¿Te ha gustado? ¿Quieres aportar algún detalle? ¡Deja tu comentario!

Realiza un comentario¡
Introduce tu nombre aquí