A la Caza de las Setas de invierno

    Fecha:

    Share post:

    Entramos en una de esas épocas donde la gran masa de aficionados de otoño empiezan más a fijarse en el turrón y las cosas dulces que en las setas. Cierto que muchos acaban «hartos» de tanta seta otoñal pero no caen en la rica diversidad micológica que existe durante todo el año en nuestras latitudes.

    ¿Setas en invierno? ¡Por supuesto!

    El invierno se caracteriza por una bajada considerable de las temperaturas, pero esto lejos de ser malo en algunas zonas propicia el clima ideal para la aparición de todo tipos de hongos. Zonas más suaves climatologicamente hablando como puede ser Andalucía y Extremadura hacen que esta época sea ideal para encontrar las mejores setas del año.

    Cazar setas en invierno

    Vale, cierto, es muy posible que haya sitios que sea imposible que haya setas. Pero aplica la lógica:

    ¿Dónde buscar setas en invierno?

    • Zonas templadas como el sur de la península e islas Canarias
    • Cotas bajas. Por toda la península, tanto en zonas mediterráneas como atlánticas
    • No busques las setas de siempre, existen unas riquísimas especies para cada época del año

    Las mejores setas para llevarte a casa

    Seguro que tu tienes alguna preferida que no aparece en nuestra lista, pero te dejamos algunas de las setas más conocidas en invierno que te puedes llevar a casa y realizar exquisitos platos gastronómicos.

    Lengua de Vaca

    La lengua de vaca se empieza a conocer cada vez más, llamada en algunos sitios gamuza, cuando es joven es realmente tierna y puede recordar su sabor al del pollo. Se caracteriza por sus aguijones en forma de lengua de vaca debajo del sombrero.

    Negrilla

    Suele aparecer con los primeros fríos, gastronomicamente se aprecia por su sabor dulzón y el nombre vulgar que se le da en algunos sitios «ratón» se debe a su textura aterciopelada del sombrero que simula el pelaje de este mamífero.

    Tricholoma terreum. Crédito: Javier Marcos
    Tricholoma terreum. Crédito: Javier Marcos

    Trompeta amarilla

    La trompeta amarilla o gula de monte es uno de los manjares más buscados y cada vez más consumidos en platos. Quien prueba un plato de gulas de monte se pasa a la montaña 🙂

    Craterellus lutescens. Crédito: Javier Marcos
    Craterellus lutescens. Crédito: Javier Marcos

    Trompeta negra

    Mal llamada «trompetos de los muertos» porque de muerto tiene poco, su forma característica y su color la hacen inconfundible.

    Craterellus cornucopioides. Crédito: Javier Marcos
    Craterellus cornucopioides. Crédito: Javier Marcos

    Seta de cardo

    El clásico de los clásicos del invierno, una de las setas más ricas y apreciadas en toda la península que ha sido recolectada de toda la  vida.

    Pleurotus eryngii. Crédito: Javier Marcos
    Pleurotus eryngii. Crédito: Javier Marcos

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Relacionados

    ¿Cómo ponemos freno a tanta intoxicación con setas?

    Las intoxicaciones con setas se vienen dando desde que el ser humano introdujo en su dieta a este...

    Tarta de verduras con crema de queso, anchoas y «Marzuelos»

    Una receta diferente, y realmente buena, si no le ponéis las anchoas, puede pasar por una receta vegetariana,...

    Las plantas silvestres comestibles. Una buena alternativa de consumo saludable

    En los últimos años se ha producido un aumento por parte de algunos sectores de la población del...

    Salteado de habitas, pulpo, ajetes, alcachofas y «Marzuelos»

    Receta elaborada con la seta de marzo, marzuelo (Hygrophorus marzuolus)