La seta de olivo (Omphalotus olearius) es una especie termófila mediterránea, que ocasiona graves problemas gastrointestinales, siendo una de las intoxicaciones por setas más frecuentes en España. Fructifica generalmente asociada a olivos, por lo que recibe numerosos nombres vulgares en castellano como seta de olivo o seta de olivera o en catalán como bolet d’oliu o gírgola d’olivera. Otros nombres vulgares como seta fosforescente hacen referencia a su capacidad de bioluminiscencia. Cabe destacar que también es frecuente en bosques mediterráneos de encinas y alcornoques, y zonas urbanas.

Omphalotus olearius. Crédito Javier Marcos
Omphalotus olearius. Crédito Javier Marcos

¿Cuáles son las principales características morfológicas de la seta de olivo?

La seta de olivo se caracteriza por su gran tamaño, con un sombrero que que oscila normalmente entre los 5 y 15 cm de diámetro, aunque excepcionalmente se pueden observar ejemplares con más de 20 cm de diámetro. El sombrero es inicialmente convexo en los ejemplares jóvenes, luego plano convexo algo deprimido o embudado. La cutícula es fibrillosa, de color rojo anaranjado o pardo anaranjado con el margen lobulado, que reacciona de color verdoso cuando se pone en contacto con las bases fuertes. Las láminas son muy decurrentes, bastante finas y apretadas, bifurcadas, inicialmente de color amarillo pálido, volviéndose finalmente naranjas. El pie es subcilíndrico, generalmente más largo que el diámetro del sombrero, excéntrico o lateral, de color amarillo anaranjado. La carne es bastante fibrosa y consistente, de color amarillo anaranjado., rara vez agusanada. El olor es prácticamente inapreciable, el sabor es intenso como aceite (MARCOS, 2019)

¿Cuáles son las principales hábitats y época de fructificación de la seta de olivo?

Es una especie de carácter mediterráneo, que fructifica solitaria o en grandes grupos cespitosos unidos por el pie, desde principios de octubre hasta mediados de enero en zonas termófilas del sur de España, en bosques mediterráneos sobre restos de madera como tocones o ramas de planifolios, como el alcornoque (Quercus suber), la encina (Quercus rotundifolia), el olivo (Olea europaea), y algunos arbustos como la jara pringosa (Cistus ladanifer). Además, es frecuente en algunos parques públicos creciendo en la base de algunos planifolios como el lilo (Syringa vulgaris)., la mimosa (Acacea dealbata) o algunos arbustos como el rosal (Rosa spp.)

¿Existe alguna especie próxima a la seta de olivo?

Hay una especie muy próxima, prácticamente idéntica, con la misma toxicidad, característica de zonas atlánticas, que es Omphalotus illudens, que presenta generalmente la cutícula más amarillenta y menor tamaño, que fructifica desde mediados de verano hasta mediados de otoño en restos de maderas y tocones de planifolios como el castaño (Castanea sativa), el haya (Fagus sylvatica), el roble (Quercus robur) y el roble melojo (Quercus pyrenaica).

Omphalotus illudens. Crédito Josué Rodríguez
Omphalotus illudens. Crédito Josué Rodríguez

¿Cuáles son las principales setas comestibles con las que se puede confundir la seta de olivo?

El mayor número de confusiones se produce generalmente con especies del género Cantharellus conocidas de forma popular como los rebozuelos, sobre todo con Cantharellus alborufescens y Cantahrellus pallens con los que en ocasiones comparte ecología y época de fructificación en bosques mediterráneos de encinas o alcornoques. Las principales diferencias es que la seta de olivo presenta la cutícula generalmente con tonos rojizos ausentes en los rebozuelos, las láminas frágiles a la manipulación que no forman parte del propio sombrero como ocurre con los pliegues del rebozuelo. El aroma de la seta de olivo es prácticamente inapreciable, mientras que el rebozuelo presenta un aroma que recuerda al albaricoque. Además, cabe destacar que la seta de olivo es una especie lignícola que fructifica sobre restos de madera, en cambio los rebozuelos lo hacen directamente sobre el suelo.

Cantharellus pallens. Crédito Javier Marcos.
Cantharellus pallens. Crédito Javier Marcos.

Otra confusión habitual es con el falso rebozuelo (Hygrophoropsis aurantiaca), una especie comestible sin valor culinario, que puede compartir ecología en bosques de repoblación de pino rodeno (Pinus pinaster) mezclados con la encina o el alcornoque con sotobosque de jara pringosa, pero que presenta menor porte y fructifica generalmente solitario.

Cabe destacar que algunas intoxicaciones con esta especie se producen por la ausencia de conocimientos micológicos de algunos aficionados que se arriesgan a consumir esta especie dado su belleza y tamaño, por lo que en caso de duda se recomienda dejar los ejemplares en el campo o bien consultar a algún profesional de la sociedad micológica más cercana.

¿Cuáles son los síntomas de la intoxicación producida por la seta de olivo?

La seta de olivo es responsable del síndrome gastrointestinal severo que requiere en la mayoría de los casos ingreso hospitalario. Presenta un periodo de incubación corto (menor a 6 horas), tras el cual comienzan a aparecer los primeros síntomas principalmente náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarreas. En algunos casos más graves pueden aparecer alucinaciones y problemas neurológicos que pueden ocasionar rara vez la muerte, con mayor riesgo en niños, ancianos y personas con patologías previas. Generalmente los síntomas desaparecen en uno o dos días (ARRILLAGA & col., 2005)

Detalle de las láminas muy decurrentes de Omphalotus oleariuss. Crédito Javier Marcos
Detalle de las láminas muy decurrentes de Omphalotus oleariuss. Crédito Javier Marcos

Es muy importante estudiar posibles intoxicaciones mixtas, para evitar el enmascaramiento de los síntomas producidos por especies más peligrosas, ya que se pueden haber producido ingestas sucesivas o consumido conjuntamente especies potencialmente mortales. Un ejemplo de intoxicación mixta ocurrió durante el mes de noviembre de 2018 en la provincia de Castellón en el que 5 personas sufrieron una intoxicación mixta producida por consumo de la seta de olivo (Omphalotus olearius), la harinosa (Amanita ovoidea) y la falsa harinosa (Amanita próxima), apareciendo síntomas referentes a síntomas gastrointestinales severos producidos por la seta de olivo y síntomas nefrotóxicos más graves debido al consumo de la falsa harinera. Todo ello dificultó bastante la búsqueda de un tratamiento eficaz.

En caso de haber consumido la seta de olivo por error se recomienda acudir rápidamente al centro de salud más cercano o llamar al teléfono del Servicio de Información Toxicológica: 915620420 (con atención 24 horas de todos los días del año por personal especializado) y seguir sus instrucciones.

Curiosidades de la seta de olivo

Es una especie bioluminiscente, con capacidad de emitir luz, que se puede observar fácilmente durante la noche

Agradecimientos

A mi buen amigo Josué Rodríguez por la cesión de la fotografía de Omphalotus illudens.

Bibliografía

– ARRILLAGA, P.; AVILES, J. & X. LASKIBAR (2005). Setas e intoxicaciones. Munibe. 142 pp.

– MARCOS, J. (2019). Guía de mano de Cesta y Setas. Cesta y setas. 424 pp.

¿Te ha gustado? ¿Quieres aportar algún detalle? ¡Deja tu comentario!

Realiza un comentario¡
Introduce tu nombre aquí