Los hayedos abetales pirenaicos: Un buen destino vacacional para los amantes de las setas

    Fecha:

    Share post:

    Los hayedos abetales pirenaicos son ecosistemas atlánticos relicticos que se encuentran en los Pirineos Occidentales y Centrales en el noreste de España y el sur de Francia, en altitudes comprendidas entre los 800 y 1600 metros, en suelos frescos de naturaleza ácida o básica, generalmente acidificados por el intenso lavado.

    Dado sus elevadas precipitaciones estivales y sus temperaturas suaves suponen un buen destino vacacional desde finales de verano a principios de otoño para los amantes de las setas, donde se puede combinar los paseos por los ecosistemas de hayedos abetales, que generalmente proporcionan las primeras setas postestivales, alternándose con el turismo por numerosos pueblos medievales y la buena gastronomía pirenaica.

    ¿Qué son los hayedos abetales pirenaicos?

    Los hayedos abetales son bosques mixtos de abetos y hayas, que constituyen las comunidades forestales más maduras y mejor estructuradas del Pirineo. Se encuentran generalmente en zonas húmedas en laderas generalmente con orientación norte donde llegan más nieblas, predominando el haya en las zonas más secas y el abeto en las zonas más húmedas, encharcadas y umbrías (GIL & col., 1989).

    Son bosques muy altos y cerrados por lo que generan sombra que acaba ahogando a otros árboles y arbustos de menor porte que les acompañan, por lo que son ecosistemas pobres en otros sustratos arbóreos y arbustivos, pero muy ricos en sustratos herbáceos. Los principales árboles acompañantes son el abedul, el arce campestre, el aliso, el cerezo de Santa Lucía, el avellano, el fresno, el olmo de montaña, el pino albar y el roble pubescente. Como sustrato arbustivo destaca el acebo, el espino albar, el boj, el cornejo, el enebro común, la lantana, la madreselva y el rosal silvestre (BENSETTITI & col., 2001). También se pueden encontrar algunas repoblaciones de especies alóctonas como abetos rojos y alerces.

    ¿Dónde se encuentran los principales hayedos abetales pirenaicos?

    Los hayedos abetales se encuentran en los Pirineos franceses en el valle de Aspe donde destacan los bosques de Sansanet y de Issaux; en el valle de Ossau en el bosque de Gabas y de Bious Artigues en pleno Parque Nacional de los Pirineos. En cambio en España, se encuentran en el Pirineo Navarro destaca la selva de Irati (el segundo hayedo abetal más grande de Europa) y la Selva de Abodi. En el Pirineo Aragonés destaca el Valle de Pineta y el Valle de Ordesa en pleno Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido; y la selva de Oza, Gamueta y Labati en el Parque Natural de Los Valles Occidentales. También destaca la Fuente del Paco en las proximidades de Villanua.

    Hayedo abetal. Lac de Bius Artigues. Francia. Crédito Javier Marcos.

    ¿Cuales son las principales setas que se pueden encontrar en los hayedos abetales pirenaicos?

    Los hayedos abetales pirenaicos presentan una gran diversidad de especies de hongos, como se puede corroborar con los recientes estudios que se están realizando en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido donde se han citado 720 taxones por el momento (RIBES & col., 2016; PANCORBO & col., 2017), plasmada además de forma independiente con bonitas fotografías en un libro con motivo de su centenario (SERRANO, 2018), corroborandose tambien su gran diversidad fúngica en otros artículos publicados (ESTRADA, 2015) o conferencias (CAMPOS, 2004).

    Como principales especies comestibles en la época estival y otoñal destacan los níscalos de abetos (Lactarius salmonicolor) muy apreciados por algunos aficionados por ser los primeros de la temporada a pesar de tener menor calidad que otras especies de níscalos asociadas a pinares. Muy apreciados y perseguidos son los boletos (Boletus edulis, B. pinophilus y B. reticulatus). Debido a la gran influencia atlántica y la elevada humedad se pueden encontrar lenguas de vaca (Hydnum repandum), rebozuelos (Cantharellus amethysteus, C. cibarius, C. friesii y C. pallens), trompetas de los muertos (Craterellus cornucopioides, C. cinereus) y trompetas amarillas (Craterellus tubaeformis, C. lutescens) durante el verano y principios de otoño, siendo prácticamente imposibles de encontrar en otras zonas más mediterráneas.

    Lactarius salmonicolor. Crédito Javier Marcos
    Lactarius salmonicolor. Crédito Javier Marcos

    Pero también son frecuentes algunas especies tóxicas como la cicuta verde (Amanita phalloides), la seta atigrada (Tricholoma pardinum) la pérfida (Entoloma sinuatum) y la espátula blanca (Pleurocybella porrigens) por lo que hay que extremar las precauciones. Y además se pueden encontrar algunas especies prácticamente exclusivas de estos hábitats lo que supone un aliciente para muchos aficionados al estudio micológico y amantes de la fotografía entre las que destacan por su belleza Chlorociboria aeruginascens, Gomphus clavatus, Hygrophorus abieticola, Lactarius intermedius, Mucidula mucida, Oudemansiella melanotricha, Phaeolepiota aurea o Tricholomopsis decora.

    Tricholoma pardinum. Crédito JAvier Marcos

    ¿Qué tipo de regulación micológica tienen los hayedos abetales?

    La mayoría de hayedos abetales se encuentran en espacios protegidos por lo que está prohibido la recolección de setas salvo autorizaciones científicas y especiales a vecinos de los términos municipales, pero se pueden observar y fotografiar de forma natural sin arrancar los ejemplares. Este es el caso de los hayedos abetales que se encuentran en el Parque Nacional de los Pirineos, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (DECRETO 49/2015) o en las zonas de reserva.

    En cambio aquellos que se encuentran en el Parque Natural de los Valles Occidentales pueden recolectar setas para autoconsumo hasta 3 Kg por persona y día, limite en la comunidad de Aragón (DECRETO 179/2014) excepto algunas especies que se consideran no recolectables (DECRETO 167/2014). O en el caso de la Selva de Irati en las zonas no reguladas solo se podrá recolectar 30 ejemplares por persona y día (Decreto Foral 59/1992) excepto en el Valle de Salazar que es un coto micológico por lo que tiene su propia regulación.

    Gomphus clavatus. Crédito Javier Marcos

    Bibliografía

    Artículos

    ESTRADA, D. (2015). De setas por el Pirineo II. Micobotánica-Jaén AÑO X Nº 4.

    RIBES, M.-A.; HERNANZ, J., TELLO, S.; CAMPOS, J.C.; PAZ, I.; SÁNCHEZ, G.; PANCORBO, F. & F. SERRANO (2016). Contribución al conocimiento de la biodiversidad fúngica del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido I. Pirineos. Revista de Ecología de Montaña 171, Jaca, Enero-Diciembre, 2016.

    PANCORBO, F.; RIBES, M.-A.; ESTEVE_RAVENTÓS; HERNANZ, J.; OLARIAGA, I.; DANIELS, P.P.; HEREZA, A.; SÁNCHEZ, S & F. SERRANO (2016). Contribución al conocimiento de la biodiversidad fúngica del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido II. Pirineos. Revista de Ecología de Montaña 172, Jaca, Enero-Diciembre, 2017.

    Conferencias

    CAMPOS, J. C. (2004). Hayedo abetal, un hábitat interesante. Conferencias de primavera. Sociedad Micológica de Madrid. 8/06/2004. Disponible en: http://www.socmicolmadrid.org/noti/noticias28.html

    Libros

    VIGO, J. & J.M. NINOT (1997). Los Pirineos. En: PEINADO, M. & S. RIVAS-MARTÍNEZ (1997). La vegetación de España: 349-384. Univ. Alcalá de Henares.

    SERRANO, F. (2018). Setas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Tesoro a conservar. Red de Parques Nacionales. 125 pp.

    BENSETTITI F., RAMEAU J.-C. & H. CHEVALLIER (2001). Cahier d’habitats Natura 2000 – Habitats forestiers. Tome 1. La Documentation française, Paris. 399 pp.

    Normativas

    DECRETO 49/2015, de 8 de abril, del Gobierno de Aragón, por el que aprueba el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Boletín Oficial de Aragón nº 80.  Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

    DECRETO 167/2014, de 21 de octubre, del Gobierno de Aragón, por el que aprueba el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural de Los Valles Occidentales. Boletín Oficial de Aragón nº 215. Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

    DECRETO 179/2014, de 4 de noviembre, del Gobierno de Aragón, por el que se regula la recolección y el aprovechamiento de setas silvestres en terrenos forestales. Boletín Oficial de Aragón nº 225. Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

    DECRETO FORAL 59/1992, de 17 de febrero, por el que se aprueba el reglamento de montes en desarrollo de la ley foral 13/1990, de 31 de diciembre, de protección y desarrollo del patrimonio forestal de Navarra. Boletín Oficial de Navarra. Gobierno de Navarra.

    Javier Marcos Martínez
    Javier Marcos Martínez
    Licenciado en Biología, Licenciado en Bioquímica, Máster en Agrotecnologia. Desde 2016 participa activamente con la empresa Cesta y Setas entre otras, mediante distintos cursos, talleres, conferencias y publicaciones.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img
    spot_img
    spot_img

    Relacionados

    ¿Cómo ponemos freno a tanta intoxicación con setas?

    Las intoxicaciones con setas se vienen dando desde que el ser humano introdujo en su dieta a este...

    Tarta de verduras con crema de queso, anchoas y «Marzuelos»

    Una receta diferente, y realmente buena, si no le ponéis las anchoas, puede pasar por una receta vegetariana,...

    Las plantas silvestres comestibles. Una buena alternativa de consumo saludable

    En los últimos años se ha producido un aumento por parte de algunos sectores de la población del...