Recientemente, José María Escapa ha publicado un catálogo de hongos y de myxomicetes del Valle de Sabero donde cita 605 taxones diferentes, muchas especies comestibles y tóxicas, así como algunas especies amenazadas o de interés científico, suponiendo la primera obra de catalogación de especies fúngicas de un territorio de la provincia de León.

Bibliografía del autor

José María Escapa García, nacido en León en 1988, es técnico en Gestión de Recursos Naturales y Paisajísticos, educador e intérprete ambiental, guía de naturaleza y miembro destacado de la Sociedad Micológica Leonesa. Trabaja actualmente en el Museo de la Siderurgia y Minería de Castilla y León.

Anteriormente ha escrito otro libro titulado El Valle de Sabero. “Un lugar para vivir; un lugar para existir”, una guía de campo en la que se recogen diez rutas de montaña enclavadas en el Valle de Sabero.

Fotografía del Autor. Crédito José María Escapa
Fotografía del Autor. Crédito José María Escapa

Breve descripción del Valle del Sabero

El Valle de Sabero se encuentra en el noroeste de la provincia de León, en el extremo más meridional de la Cordillera Cantábrica, una zona vinculada hasta hace unos años a la minería del hierro y del carbón, que hoy sobrevive con empresas dedicadas a la cría de carne de buey, ternera y capones de alta calidad y de actividades de ocio y tiempo libre relacionadas con la naturaleza.

El pueblo más conocido es Sabero, que da nombre a todo el Valle, donde merece la pena visitar el Museo de la Siderurgia y Minería de Castilla y León, así como los restos de su muralla medieval. También resulta interesante recorrer numerosas rutas senderistas por las proximidades de Sabero para visitar antiguas minas abandonadas, restos de poblados celtas, miradores de montaña, picos de alta montaña donde destaca por su altitud la Camperona (1597 m., conocida por ser final de etapa de la vuelta ciclista a España) y algunas cuevas de origen kárstico como la Cueva de Valdelajo o la Cueva del Trigal (ESCAPA-GARCÍA, 2019).

Importancia ecológica del Valle de Sabero

El valle de Sabero se encuentra en un enclave privilegiado de gran biodiversidad fúngica debido a la alternancia de sustratos calizos y silíceos, así como la convergencia de las dos grandes regiones fitogeográficas de Europa: la Región Eurosiberiana y la Región Mediterránea.

En la Región mediterránea destaca la presencia de bosques de quercíneas entre las que destacan la encina (Quercus rotundifolia), el quejigo (Quercus faginea) y el roble melojo (Quercus pyrenaica) alternados con numerosos pinares de repoblación de pino rodeno (Pinus pinaster) y de pino laricio (Pinus nigra). En cambio, en la Región Eurosiberiana destaca la presencia del haya (Fagus sylvatica), el roble (Quercus petraea), el abedul pubescente (Betula pubescens) y los pinares de repoblación de pino albar (Pinus sylvestris).

Portada del catálogo. Crédito José María Escapa
Portada del catálogo. Crédito José María Escapa

Catálogo de Hongos y Myxomycetes del Valle de Sabero

El catálogo recoge 605 taxones en el término municipal de Sabero, citados por su nombre científico con la nomenclatura actualizada, las coordenadas UTM, su ecología y su comestibilidad o su toxicidad acompañadas de una fotografía, de pictogramas y de una breve descripción.

Desde el punto de vista de la comestibilidad se ha catalogado la presencia de numerosas especies comestibles, lo que supone un atractivo interesante para muchos micófagos lugareños y micoturistas, entre las que se pueden destacar:

NOMBRE COMÚN NOMBRE CIENTÍFICO COMESTIBILIDAD
Champiñones Agaricus arvensis

Agaricus campestris

Agaricus crocodilinus

Agaricus sylvaticus

Buen comestible
Huevo de rey Amanita caesarea Excelente comestible
Amanita vinosa Amanita rubescens Comestible previa cocción
Boletos Boletus aereus

Boletus edulis

Boletus reticulatus

Boletus pinophilus

Excelente comestible
Seta de San Jorge Calocybe gambosa Excelente comestible
Rebozuelos Cantharellus cibarius

Cantharellus pallens

Buen comestible
Trompetas Craterellus cornucopiodes Cratarellus lutescens

Craterellus tubaeformis

Buen comestible
Molinera Clitopilus prunulus Buen comestible
Barbuda Coprinus comatus Buen comestible
Seta de chopo Cyclocybe aegerita Buen comestible
Hígado de buey Fistulina hepatica Buen comestible
Pata de terciopelo Flammulina velutipes Buen comestible
Lengua de vaca Hydnum repandum Buen comestible
Platera Infundibulicybe geotropa Buen comestible
Parasol Macrolepiota procera Buen comestible
Boletos de pie rojo Neoboletus erythropus

Neoboletus xanthopus

Comestible previa cocción
Níscalo Lactarius deliciosus Excelente comestible
Leccinum Leccinum aurantiacum

Leccinum scabrum

Buen comestible
Pie azul Lepista nuda Buen comestible
Pie violeta Lepista personata Buen comestible
Senderuela Marasmius oreades Buen comestible
Colmenilla Morchella esculenta Comestible previo tratamiento
Setas de cardo y de ostra Pleurotus dryinus

Pleurotus eryngii

Pleurotus ostreatus

Buen comestible
Russulas de sabor agradable Russula cyanoxantha

Russula heterophylla

Russula vesca

Russula virescens

Buen comestible
Capuchina Tricholoma portentosum Buen comestible
Negrilla Tricholoma terreum Buen comestible
Craterellus cornucopioides. Crédito Javier Marcos
Craterellus cornucopioides. Crédito Javier Marcos

Pero también se citan numerosas especies tóxicas que pueden ocasionar algún disgusto a personas que no conocen bien las setas, entre las que destacan:

NOMBRE COMÚN NOMBRE CIENTÍFICO TOXICIDAD
Champiñones amarilleantes Agaricus iodosmus

Agaricus xanthodermus

Tóxico
  Amanita gemmata Tóxico
Seta matamoscas Amanita muscaria Tóxico
Amanita pantera Amanita pantherina Muy tóxico
Cicuta verde Amanita phalloides Potencialmente mortal
  Clitocybe rivulosa Tóxico
Coprino antialcohólico Coprinopsis atramentaria Tóxico
Cortinarius tóxicos Cortinarius cinnameoluteus

Cortinarius cinnamomeus

Cortinarius splendens

Tóxico
Deconica tóxicos Deconica coprophila

Deconica merdaria

Deconica montana

Tóxico
Seta engañosa Entoloma sinuatum Tóxico
Seta rebordeada Galerina marginata Potencialmente mortal
Seta de la risa Gymnopilus junonius Tóxico
  Hapalopilus rutilans Tóxico
Seta fasciculada Hypholoma fasciculare Tóxico
  Hygrocybe conica Tóxico
Cerilla Leotia lubrica Tóxico
Lepiota mortal Lepiota castanea

Lepiota cristata

Lepiota magnispora

Potencialmente mortal
  Leratiomyces squamosus Tóxico
Mycena tóxicas Mycena pura

Mycena rosea

Tóxico
Panaeolus Panaeolus ater

Panaeolus fimicola

Panaeolus papilionaceus

Panaeolus semiovatus

Tóxico
Seta enrollada Paxillus involutus Potencialmente mortal
  Pluteus salicinus Tóxico
Brujas Pseudosperma rimosum

Pseudosperma squamatum

Tóxico
  Psilocybe coronilla Tóxico
Pie de ratas tóxicos Ramaria formosa

Ramaria mairei

Ramaria neoformosa

Tóxico
Boleto rojizo Rubroboletus legaliae

Rubroboletus rhodoxanthus

Rubroboletus satanas

Tóxico
Seta de los caballeros Tricholoma equestre Potencialmente mortal
Seta azufrada Tricholoma sulphureum Tóxico

Taxones interesantes del Valle de Sabero

Algunas especies citadas en el catálogo se encuentran en la Propuesta Preliminar de lista Roja de Hongos para Castilla y León (MARCOS & col., 2006), la Propuesta de Lista Roja de hongos a proteger en la Península Ibérica (ADESPER, 2008) y en la Iniciativa de la Lista Roja Global de Hongos (en fase de creación) (IUCN, 2019). Algunas especies comestibles amenazadas son Amanita submembranacea, el boleto real (Butyriboletus regius), la trompeta de los muertos (Craterellus cinereus), el boleto castaño (Gyroporus castaneus), la palomita (Tricholoma columbetta), el erizo (Hericium erinaceus), el hongo coral (Hericium coralloides), la coliflor rosa (Ramaria botrytis) y la falsa colmenilla (Verpa bohemica), por lo que se recomienda evitar la recolección. Otras no tienen ningún valor culinario como Geastrum melanocephalum y Mutinus elegans. Así como algunas especies tóxicas como Agaricus bresadolanus, Conocybe pubescens, Gyromitra ancilis y Pluteus salicinus.

Geastrum melanocephalum. Crédito Javier Marcos
Geastrum melanocephalum. Crédito Javier Marcos

Cabe destacar que se citan numerosas especies de micoparásitos como Hypomyces chrysospermus, Hypomyces lateritius y Syzygites megalocarpus. Otra especie interesante es Morchella pulchella, recientemente descrita nueva para la ciencia en el año 2012 por los micólogos franceses Philippe Clowez y Petit en Francia, citada oficialmente solamente en España en las riberas del río Carrión en la provincia de Palencia (ALONSO & col., 2016).

Agradecimientos

A José María Escapa por su amistad, la cesión de las fotografías de él mismo y de la portada del catálogo y sus comentarios acertados.

Bibliografía consultada

Artículos

– ALONSO, L.J., A. FERNÁNDEZ & C. MONEDERO (2016). Morchella pulchella, una especie poco frecuente. Yesca 28: 47-52.

– MARCOS, B.; VELASCO, J.M.; GARCÍA, A.; GARCÍA, A.; FERNÁNDEZ, M.; AGREDA, T.; MARTÍNEZ, F. & A. HERGUETA (2006). Hacia una lista roja de hongos preliminar para Castilla y León. Boletín micológico de FAMCAL 1: 83-94.

Libros

ADESPER (2008). Lista Roja de Hongos a proteger de la Península Ibérica. Gráficas Alce S. L. Arcipreste de Hita, León. 16 pp.

– ESCAPA-GARCÍA, J.M. (2019) Catáloho de hongos y myxomicetes del Valle de Saberor. Primera edición. León.

– ESCAPA-GARCÍA, J.M. (2020) El Valle de Sabero. “Un lugar para vivir; un lugar para existir. Segunda edición. León.

MARCOS-MARTÍNEZ.;J. (2019). Guía de mano de Cesta y Setas. Cesta y Setas. 424 pp.

Página web

– IUCN (2020). The Fungal Global Red List Iniciative (en fase de creación). Disponible en: http://iucn.ekoo.se/iucn/species_list/#tab-species-list-thumbs-assessment-published (Consultado: 10/12/2020).

close

¡No te pierdas las novedades!

¡No enviamos spam!

1 Comentario

  1. Una vez leído, sólo una corrección, la seta de los muertos no es Craterellus cinereus, sino el cornucopioides.
    El resto muy interesante, enhorabuena.
    Saludos

¿Te ha gustado? ¿Quieres aportar algún detalle? ¡Deja tu comentario!

Realiza un comentario¡
Introduce tu nombre aquí